“Yo cojo una escopeta y lo mato”. En España, país de dualidades, de hermanos enfrentados y de pasiones desatadas, la ira es algo común. En algunos bares hasta se sirve al gusto del consumidor: la tienes caliente, de la que explota en cuestión de segundos por una mala partida de cartas; y la tienes fría, de la que te va llenando por dentro, gota a gota, hasta colmar los sentidos de rabia. Raúl Arévalo ha rodado una película sobre la España negra, con todo su folclore, su pringue y su macabra concepción de la cultura de la muerte, siempre presente en el ambiente, conformando una ópera prima de la que presumirá orgulloso como futuro exponente del género y como una de las mejores obras de un autor novel en nuestro país, quizás desde La Noche de los Girasoles (2006), de Jorge Sánchez-Cabezudo.

tarde_para_la_ira-821487359-large

El actor y aspirante a director se atreve a comenzar su película con un plano secuencia en el interior de un coche, rodado con el pulso necesario como para agarrar al espectador del cuello y no volver a soltarlo hasta el final. Es una secuencia que muestra lo nefasto que resulta el atraco a una joyería, suceso que encenderá la mecha de toda la violencia descarnada a la que asistiremos después, tras una serie de capítulos que amenizan el montaje de la cinta y presentan a los protagonistas de la historia, así como el contexto que los envuelve. Contar más del argumento sería tan cruel como la naturaleza de los acontecimientos que se suceden.

416421

La película aprovecha las limitaciones de ser rodada en formato Súper-16, característico de estudiantes y películas caseras, para mostrarse llena de ruido y suciedad, con la cámara siempre pegada a la nuca o al rostro honesto de los personajes, consiguiendo transmitir, sin obstáculos de por medio, la tremenda carga dramática que arrastra cada uno de ellos; los fogosos arrebatos de violencia que los poseen; y el reguero de sangre y sentimientos que derraman por el camino.

2016062421542010079

La cinta de Arévalo establece su tono en el thriller, aunque posee algo de drama social latente en su subtexto, con un enfoque cercano a la sociedad a pie de calle. Debió ser tentador enmarcar la historia en la Andalucía profunda de La Isla Mínima (2014), de su compañero Alberto Rodríguez, pero el de Móstoles prefirió tirar de sus raíces para colocar su historia en lo más céntrico de la meseta. La ambientación del film está repleta de elementos y escenarios enriquecedores, y se palpa en cada paso que da Antonio de la Torre hacia el típico bar de toda la vida, en los barrios y su fauna, en las fiestas del pueblo, en el gimnasio o el hostal de carretera; pero también en las consecuencias de la crisis, en la dificultad por llevar un negocio adelante, en el retrato sencillo de la familia o en el fracaso constante de la justicia.

Casi todo funciona formidablemente bien en la película de Arévalo. Además de la ambientación antes comentada y la narrativa, seca y tortuosa, hay que destacar sus personajes, un buen ejemplo de que la aparente sencillez y la pureza exhibida frente a la pantalla siempre esconden un enorme trabajo detrás, tanto de guionistas como de actores: Antonio de la Torre, arrebatador en su postura de hombre hendido, cruel por necesidad, decidido y sin nada que perder; Luis Callejo, fenomenal en la contención de su personaje ante las escenas más escabrosas y en su sutil desarrollo dramático a lo largo de la peli; Ruth Díaz, que es capaz de dar un recital de matices interpretativos dignos del reconocimiento de Venecia; y Manolo Solo, con una aparición estelar como “El Triana” llena de talento y recursos personales con empaque. Todos ellos se merecen una mención especial al mérito.

tarde3_0

Pero sobre todo, funciona la catarsis. Mostrar a un hombre destrozado por el dolor y cercenado por el paso maligno del tiempo, abandonado a la culminación de la más fría de las venganzas, y conseguir que el espectador se remueva en su asiento, lleno de contradicción y emociones primitivas, mientras asiste a las consecuencias de que se haga demasiado Tarde para la Ira. Brutal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s